Priscilla Aguirre - Holalola
Para Priscilla el primer paso formal hacia la concepción de un sueño fue ingresar a la carrera de Bellas Artes. “El diseño gráfico no estaba tan desarrollado en el país entonces, así que fui descrubriéndolo sola”, nos dice. Según recuerda, fue precisamente en el diseño donde encontró un lenguaje mucho más versátil, del cual quedó enamorada. Es por eso que junto a su esposo lleva más de 15 años trabajando (sobre todo) para el sector turismo, en su estudio de diseño. Fue así como se dio cuenta de que a nivel país estábamos excesivamente enfocados en el factor “naturaleza” en términos de souvenirs y recuerdos de Costa Rica. “Faltaba un poco más de “eso” que cotidianamente vivimos como costarricenses”, puntualiza Priscilla, quien encontró en nuestro día a día de provincia y ciudad un nicho enorme de detalles usualmente olvidados en las ilustraciones y diseños sobre Costa Rica. Puso entonces manos a la obra y empezó a rescatar todo aquello que, sin rayar en la obviedad, resulta tan tico que cualquier costarricense lo puede reconocer. A ese ojo clínico agregamos una agradecida cuota de buen gusto y un diseño cálido, colorido y “sentido” y obtenemos como resultado la identidad inconfundible de Holalola.